domingo, 30 de noviembre de 2008

El Emoliente a Nivel Internacional


Como todos sabemos, los emolientes son hechos a base de hierbas medicinales y son 100% naturales. LA demanda de este tipo de productos a nivel internacional ha ido creciendo considerablemente. Por lo que algunas compañías han optado por industrializar estas hierbas medicinales, conocidas como emolientes, y así comercializarlos en el mercado nacional e internacional.
Así podemos encontrar empresas como Cosespi y asociados, La Arequipeñita S.A.C. y Belmont Natural Products; este ultimo conocido también por dulces y helados D’onofrio, mazamorra negrita, etc. Industrializando este producto que es una potencia en el mercado nacional y también a nivel internacional.
Es cierto que aun existen muchos prejuicios locales frente a este producto. Sin embargo como podemos observar, en el extranjero lo natural es muy valorado, lo que nos indica que seria muy aceptado. Claro esta que debemos mejorar la presentación y el marketeo que se le pueda hacer, pero debemos tener por seguro en futuros años el emoliente será mejor conocido a nivel internacional. Entonces debemos empezar cada uno de nosotros a tomar conciencia y , porque no, a tenerlo en cuenta en futuros planes de negocios, ya que de seguro nos iria de maravilla.

Idea de Negocio


El Reino Unido es uno de los destinos de la industria cosmética peruana. Participar en ese mercado con un producto natural es una buena opción.
En quechua, a la belleza se le dice sumaq. Sin embargo, el producto Sumaq no solo sirve para embellecer. También hidrata, relaja y de acuerdo con sus gestoras --Rossana Alberca y Vanessa Jiménez--, también cura.
Ambas estudiantes tenían que proponer una idea de negocio y decidieron elaborar una crema para el cuerpo que fuese hecha principalmente con productos naturales. Como su objetivo era exportar, ellas querían utilizar un ingrediente principal que fuera natural y representativo del Perú. "Desarrollar un concepto étnico era una posibilidad, pero para diferenciarnos teníamos que encontrar un insumo natural que tuviese algún beneficio curativo", explica Alberca. Entonces probaron varios ingredientes. Desde geranio y algarrobo hasta la hoja de coca. Por una casualidad, conocieron a un exportador de aceite de molle que vendía su producto a una fábrica de perfumes. De este modo descubrieron las propiedades del árbol de molle.
Con una especialista en fórmulas, realizaron cinco pruebas antes de lograr la crema hidratante Sumaq. "Probamos el producto con mi mamá, que es chofer escolar, con una masajista profesional y con una persona que tiene psoriasis (lesiones cutáneas)", cuenta Jiménez. Esta última cliente dijo sentirse más aliviada con esta crema, que usando su tratamiento convencional". Esto no les sorprendió. Aunque el molle tiene un uso ornamental en el arbolado de calles y parques, se sabe que la corteza, el follaje y los frutos son utilizados en la medicina tradicional.
Luego de las pruebas iniciales, la dupla Alberca-Jiménez decidió hacer una venta piloto. Como resultado, lograron vender los 20 pomos que hicieron a S/.70.00 cada uno.
La elaboración de la crema no era complicada, pero el costo de producción seguía siendo alto. Aquello les confirmó que era imposible pensar en el mercado local. "Recién en estos años la gente está pensando en utilizar productos naturales, pero esta tendencia camina a paso lento acá, por eso preferimos buscar mercados más atractivos en Europa", comenta Alberca.
El destino elegido fue el Reino Unido. "La idea no solo es vender un producto, sino vender calidad", dice Jiménez. Por eso, el producto tiene un 80% de ingredientes naturales y un 20% de preservantes artificiales aprobados por el FDA. Sin embargo, las gestoras del proyecto saben que las exigencias para entrar al mercado del Reino Unido son altas, por lo que tendrán que invertir en mayores estudios que certifiquen las propiedades del producto.
DÓNDE
Rossana Alberca y Vanessa Jiménez desarrollaron el proyecto en el curso de Empresariado (U. Pacífico): rossana_alberca@hotmail.com, skosmetics@yahoo.com
LAS CLAVES
1. En el 2006, la exportación peruana de aceites esenciales, preparaciones de perfumería, de tocador o de cosmética se dirigió principalmente a América Latina, América del Norte y al Reino Unido.
2. La exportación de estos productos al Reino Unido alcanzó los US$2'000.000 en el 2006, un 5% del total , según Prom-Perú.
3. El Perú exportó US$42'529.505 entre aceites y preparaciones de cosmética, en el 2006. De ese rubro, el 32% corresponde a las preparaciones de belleza, de maquillaje y para el cuidado de la piel.
4. La crema corporal humectante Sumaq está compuesta por emulsificantes, emolientes, esencias, conservantes y un agregado esencial: el aceite de molle (o pimienta rosada). Este aceite contiene vitaminas y proteínas naturales que humectan la piel.
5. Aunque los estudios realizados se enfocan en exportar al Reino Unido, inicialmente el mercado objetivo se concentrará en Londres: tiene más de 7 millones de habitantes y el 51% son mujeres.

Publicado en: El Comercio
video

Origen del peruanisimo emoliente...

Pensabamos que el emoliente no tenia algun origen, pero lo encontramos, asi que les presentamos este articulo el cual nos relata el breve incio del emoliente...

"El consumo de esta bebida en el Perú es una costumbre que se remonta a la época colonial. En ciudades como Lima se puede ver a los vendedores ambulantes de emoliente o ‘emolienteros’ con mucha frecuencia, especialmente muy temprano por la mañana y al atardecer y sobre todo durante el invierno, pues el emoliente se prefiere tomar caliente, aunque también se puede tomar frío o helado en el verano.
El emoliente y los emolienteros son parte de la tradición de muchas ciudades peruanas. No son pocas las personas trabajadoras que desayunan un buen vaso de emoliente acompañado de un pan o bizcocho en los puestos de los emolienteros, camino al trabajo. Sólo en el Centro de Lima hay más de 400 carritos móviles que ofrecen emoliente."
Asi tambien este articulo nos habla de la preparacion tradicional....
Los ingredientes del emoliente suelen variar muchísimo según la tradición regional y familiar, aunque la cebada y el limón quizás sean los que lo identifican.
Para preparar el emoliente, empiece hirviendo la cebada tostada y las hierbas de su elección en agua por unos minutos. Deje reposar todo por un momento y agregue limón y azúcar al gusto. Puede reemplazar el azúcar por miel de abeja.

Emoliente Tradicional
• ½ taza de cebada tostada.
• 100 g de cola de caballo.
• ½ taza de linaza.
• 1 puñado de brotes tiernos de alfalfa.
• 5 hojas grandes de llantén o boldo.
• Azúcar al gusto.
• Jugo de limón al gusto.
• Agua.
En una olla con agua, poner a hervir la cebada, la cola de caballo, la linaza, la alfalfa y el llantén/boldo durante un buen rato. Retirar del fuego, dejar reposar durante 15 minutos y colar.
Endulzar con azúcar al gusto. Agregar jugo de limón al gusto al momento de servir. Servir caliente.
Emoliente contra los Cálculos Renales
Existe un emoliente especial reforzado con la hierba chancapiedra (Phyllanthus niruri) que se usa bastante en forma casera para ayudar a disolver los cálculos renales. Aquí la receta:
• 2 cucharadas de cebada tostada.
• 50 g de cola de caballo (Equisetum spp.).
• 2 cucharadas de linaza.
• 1 rama grande de canela.
• ½ piña con cáscara.
• 2 cucharadas de chancapiedra (Phyllanthus niruri) seca y molida.
• 2 cucharadas de borraja (Borrago officinalis).
• 4 litros de agua.
• Jugo de limón al gusto.
• Azúcar al gusto.
Hierva los ingredientes durante media hora en 4 litros de agua. Con esto se obtiene un concentrado al 50%.
Al momento de servir, llene la mitad de una jarra con el concentrado y complete la otra mitad con agua recién hervida. Endulce con azúcar al gusto y añada limón. Beba unos 8 vasos de este emoliente especial por día.
No cambie la piña por otra fruta, porque las propiedades diuréticas se combinan perfectamente con las propiedades disolventes de los cálculos de los otros ingredientes.

http://manjares.wordpress.com/2008/10/13/emoliente/

EMOLIENTE EN GUAYAQUIL


Como si se tratara de Lima, decenas de ciudadanos peruanos tomaron por asalto las calles de Guayaquil, en Ecuador, para dedicarse al comercio de emoliente y bebidas naturales, los cuales -aseguran- tienen propiedades medicinales. Varias personas destacan las bondades de estos productos y confiesan estar cautivados por ellos.
Al mismo estilo de cualquier calle limeña, en varios distritos de la ciudad de Guayaquil, en Ecuador, es común ver a jóvenes "naturistas" peruanos que ofrecen emolientes o infusiones bajo la premisa de que poseen propiedades curativas.
"Una carretilla funge de puesto para la venta de bebidas que son elaboradas en base a plantas medicinales como sábila, uña de gato, chancapiedra, boldo, agua de cebada, entre otras", explicó Víctor Benavides de 20 años y oriundo de Cajamarca, quien hace tres meses vende este producto en el centro de Guayaquil.
Como Víctor, son muchos los peruanos que se dedican al comercio de estas bebidas que ya han cautivado a los ciudadanos del vecino país norteño. Varias personas consultadas destacaron las bondades del emoliente. Otras dijeron que las probaron por recomendación de amigos, curiosidad o porque vieron una alternativa económica y efectiva.
”Todas las plantas y vegetales tienen antioxidantes: vitaminas, vegetales y fitoquímicos. Estas sustancias previenen el cáncer y van a actuar como desinflamantes si es que son derivados de las plantas... Los productos que venden en la calle no tienen estudios científicos sino que se basan en la observación", dice la nutricionista Narcisa Zambrano de Lecaro.
El tipo de enfermedad determina si es necesario adicionar una pastilla al tratamiento, las pastillas, por supuesto, también son industria peruana.

El Peruanísimo Emoliente

video

martes, 25 de noviembre de 2008

Una nueva forma de ver y tomar al peruanisimo emoliente...

De acuerdo a un estudio realizado a la ciudad de Trujillo, se indujo que los consumidores del peruanísimo emoliente, tienen la necesidad de adquirirlo y beberlo de una forma diferente, pidiendo de esta manera una presentación especial de los ingrediente del emoliente en bolsitas filtrantes, las cuales al ser compradas de cierto lugar y echar un poco de agua caliente pueda satisfacerse fácilmente.
Por ende presentamos al emoliente en forma de filtrante, siendo denominado: “Hierbas Incas” Con aroma a salud…, el cual tendrá a su vez diversas gamas con el fin de también mostrar variedad a nuestro cliente – consumidor.

Es por ello que presentara las siguientes caracteriticas fisicas:

  • Empaque:
    Extendido: 15 x 5cm
    Doblado: 5.5 x 5cm
  • Materiales: Papel bond
  • Colores:
    Amarillo
    Verde
    Negro
  • Bolsa Filtrante:

    Tela multifilamento y malla monofilamento
    Tamaño 4 x 4cm
    Capacidad: 10 gramos

    Los beneficios de Hierbas Incas sera:

    Mejoras en problemas de salud
    Fácil de preparación
    Cualquier hora para tomar

    De acuerdo a la marca, logotipo y eslogan:

    El nombre del producto denota las propiedades curativas que tienen las hierbas peruanas para la salud humana. Asimismo, da la idea de ser un producto peruano; y la oportunidad de ser reconocido como tal por la idea que se tiene.
    de “país de incas” alrededor del mundo.

    Con aroma a salud…

    Demuestra ante el público consumidor las propiedades y beneficios del producto. También, utiliza un estilo metafórico, ya que “aroma” no puede resaltar el como es y que proporciona.

    Hierbas Incas entrara al mercado con un determinado precio...

    “Hierbas Incas”, tendrá un precio individual y otro colectivo que va de acuerdo a la caja de filtrantes.
    El primero tiene un tipo de precio de tamizado gradual con 0.20 céntimos, debido a la consistencia diferenciada que tiene el emoliente – filtrante.
    El segundo tendrá un tipo de precio psicológico, de s/ 2.99 debido a que goza de 24 filtrantes – emolientes.

    ¿Donde se vendera Hierbas Incas?

    La venta de “ Hierbas Incas “ se distribuirá desde la empresa principal hacia los mayoristas, luego a los minoristas que en este caso vendrían hacer las tiendas del cercado de Trujillo, principales supermercados como Plaza Vea, Tottus, Wong y Metro, donde dentro de ellos, las ubicaciones de los filtrantes estarán especialmente en las secciones de bebidas calientes en general.
    Otro punto de ventas serán en los centros naturistas, los cuales no solo ofrecerían el nuevo producto sino brindaran charlas a través de un especialista capacitado en el tema.
    “Hierbas Incas” también puede estar como punto de venta en las ferias artesanales de Trujillo.

El emolientero: ¿Boticario popular o el emprendedor de la calle?


El emolientero tiene sus raíces en los migrantes que como dice la canción "...dejó su tierra para irse a la capital a buscar un mejor futuro", y se encuentra con una Lima (¡acaso la horrible?). Sin trabajo, se vuelve un informal que debe de ganarse los frijoles de alguna manera y una de ellas, es la estrategia de supervivir empujando un carrito y cuadrarse en una esquina concurrida donde puede capturar a la clientela de parroquianos adictos a la buena hierba (en el mejor sentido de la palabra), que son otros provincianos que no han perdido la costumbre pueblerina de tomar sus emolientes, especie de infusiones a base de hierbas con propiedades medicinales que poco a poco se va perdiendo por el florecimiento de la llamada medicina occidental o moderna.

El emolientero conoce las propiedades de la hierba luisa, yacón, penca de sávila, llantén, y toda la variopinta riqueza que Dios le ha dado al Perú y que lo hace uno de los lugares más ricos en biodiversidad. Su trabajo empieza a las 6 de la mañana colocándose en una esquina estratégica, de paso frecuente de personas, puede ser la esquina de una agencia de viajes interprovinciales, cerca a un centro de educación intermedia; la canchita deportiva del barrio, en fin hoy lucha por su espacio vital frente a otros negocios como el de los carritos sangucheros, huevitos de condorniz; etc. A medio día desaparece y ya lo tenemos nuevamente a las 5:30 a 6 de la tarde, nuevamente con su carrito botando fumarolas y aromas que se dispersan y mezclan con el monóxido de los carros chatarra venidos gracias al chinito Fujimori.

Conozco un emolientero que se sitúa en la esquina del famoso negocio de la "mollejitas de San Andrés", un tipo santiaguino, poblador del sector Virgen del Carmen, del populoso distrito de El Porvenir. Es la envidia del heladero, del vendedor de torrejas de sandía, de la señora de los huevitos de condorniz y del vendedor de caña cortadita en pequeñas piezas cuadradas embutidas en pequeñas bolsas de polietileno. Tiene a su alrededor a sus parroquianos y ¡oh sorpresa! es una especie de negocio democratizador de la sociedad. Encontramos rostros y trazas de todo tipo, confluyen de todas las sangres y estratos económicos. Unos buscando mejoría a algún mal de la salud, inquieren al emolientero "algo para el hígado"; otros en una manera de enlazarse con el pueblo que dejaron y de encontarse con "su gente", acuden muy solícitos a tomar un matecito, el tomar la emoliente es el canal que los lleva a la tierra natal y les aflora los recuerdo de la vivencia en la chacra. Otros buscan solución al "flato" después de haberse "pegado" una "tranca" y "desean quedar como nuevos". En fin es el boticario popular que ha bajado del cerro "Botica" de Cachicadán; y con sus hierbas y brebajes va dando satisfacciones a cada uno de sus clientes, algunos muy "picudos", bien trajeados (hay los de las AFPs, funcionarios de bancos; que llegan a pie, en taxi y movilidad propia), se entremezclan con las domésticas, que de paso a comprar el pan para el lonche se toman su emoliente o surge como una excusa para conversar brevemente con la amiga o ver a su "marchante".

Nuestro querido emolientero busca aprovechar al máximo los insumos entre ellos el limón, de ahí el término "limón de emolientero", referente a que no le deja una gota a este fruto de la naturaleza y que se utiliza para referirse a aquellas personas que literalmente "exprimen" algo, por ejemplo sacar provecho del ciudadano cobrándole el gobierno local por parques y jardines, predios, seguridad ciudadana y en un futuro cercano por respirar el tóxico aire de nuestra querida ciudad. Eso es exprimir al contribuyente como limón de emolientero, sacarnos el jugo hasta la última gota.

Este eminente emprendedor, a decir de mi colega antropóloga y ex ministra, Susana Pinilla, es hoy el paradigma del empredendor peruano, aquel que busca salir adelante en medio de una economía excluyente e incapaz de generar puestos de trabajo y absorver a la PEA nacional. El emolientero, es parte de ese desborde popular analizado por otro de mis colegas, Pepito Matos Mar, antropólogo afincado hoy en la Universidad Autónoma de México. El emolientero llegó para quedarse y exprime el negocio de las hierbas como a él lo exprime la sociedad urbana en la que más que vivir sobrevive. ¡Viva el emolientero peruano!

Escrito por Juan Gamarra Nieto, profesor de METUN I

sábado, 22 de noviembre de 2008

De reportera y camarógrafo



La fría mañana del día domingo 16 de noviembre, en la ciudad de Trujillo, fue la excusa perfecta para salir en busca de un rico emoliente, y a la vez conversar con los expertos en el oficio.

Luego de presentar nuestro carné universitario, para que el pasaje cueste menos de lo normal, y bajar de una de las famosas, pero a la vez tan escasas combis, a esas horas; llegamos al cruce entre la Avenida 28 de Julio y la Avenida Moche, en donde nos esperaba el local de emolientes "Mi Salud". Dudosos de como preguntarle al dueño si nos daría el gusto entramos a ese recinto de bancas, baldes humeantes, vasos, y tres señores que se encargaban de atender ese negocio tan conocido en todo nuestro país.

Para intentar tener un poco de confianza compramos un emoliente para cada uno, Pamela y Dan,
pero no sirvió de nada, porque cuando nos aventuramos a interrumpir la rutina de ventas que tenía el emolientero; este simplemente nos respondió con un "NO" rotundo, que intentamos cambiar explicándole nuestra necesidad como alumnos y lo importante que nos parecía su explicación y perspectiva del negocio. U otra respuesta como, que ya lo habían entrevistado antes, por lo tanto "no puedo", respondió. Pero ¿cómo persuadir a alguien tan necio que sólo tenía puestos sus ojos en cada vaso que le iban pidiendo?

Sabemos que algunos deben pensar: "¿Cómo creen que los van a atender si esta trabajando?", pero la parte interesante de lograr entrevistarlo y grabarlo era que nos respondiese demostrando sus habilidades en parte d el nuestra cultura popular.

Cabe resaltar que mostramos nuestros carnés para respaldarnos de seriedad y respecto en dicha labor, y lo vuelvo a repetir. No sirvió de nada.

A pesar de todo lo vivido, teníamos que conseguir al en aquel local. Es así como, Pamela entrevistó a un taxista que había estado bebiendo su rico emoliente. Ese señor de cabellos experimentados, contextura media y escasos centímetros de altura, nos respondió el porqué de su asistencia a dicho lugar; y lo curiosos fue que iba, ya que el consumir emolientes le había mejorado, un mal tan difícil, como la diabetes, en menos de un mes y medio.

Algo debíamos conseguir. Y eso aún era poco.

Antes de que el señor siguiera con trabajo, Pamela le preguntó
si es que conocía otro emolientero cerca de nuestra ubicación. Por suerte si lo hubo y esa así que caminamos dos cuadras, en la Avenida Moche, en busca de “Virgen de la Puerta”. Debo aceptar que dudamos en la atención que nos tomarían los emolienteros, pero estos se comportaron amablemente, y dieron su permiso para fotografiar el local, y hasta a ellos. Lo curioso fue que cuando empezamos a fotografiar se esforzaron en dar una buena imagen no sólo de su persona, sino también de su buen amigo, el local.

La entrevista al emolientero principal, digámoslo así, Carlos Enriquez, transcurrió mientras atendía a sus clientes, y nos brindaba respuesta a cuanta pregunta le hacíamos. Luego, pedimos un emoliente para cada uno, y así saborear
y comprobar el porqué de su gran acogida. Al poco rato, pusieron unos vasos más grandes en el aparador, sin saber que eran para nosotros. Y cuando llegó el momento de pagar lo consumido, nos los ofrecieron como una cortesía.

Algo interesante esa mañana de reportera y camarógrafo fue el hacer la tomas de los exteriores por la inseguridad del lugar; finalmente no ocurrió nada.

Una vez concluidas las entrevistas, nos dirigimos a la universidad, para usar las computadoras de la biblioteca, y lograr plasmar vivido.

Unas sopresivas leyendas de nuestro emoliente...

La chica del emoliente...
A las seis de la mañana Vilma ya está instalada en su puesto de la avenida República de Panamá y aparecen los primeros clientes. El clima es cálido y todos exigen el emoliente tibio, nomás. Algunos lo piden para llevar y la joven vierte el brebaje en bolsitas plásticas. Los clientes piden además pan serrano “made in Lima” para completar el desayuno. Tres soles cincuenta es lo que se paga. Después de la respectiva “yapa”, cada uno toma el ómnibus y se dirige a su respectivo puesto de trabajo.El emoliente se bebe no solo en Lima, sino en todo el Perú. Aunque en cada región los ingredientes varían. “En Lima el emoliente se toma con linaza –declara Vilma –, pero en Cusco nadie lo hace así”. Y mientras que en las provincias todos lo beben, en la capital lo consumen aquellos que han sido educados en la tradición de tomarlo.Aún así, el emoliente es una tradición en Lima y casi todos los conocen.“Pocos son los universitarios que beben emoliente. No les han enseñado”, indica Vilma, mientras ve a los jóvenes estudiantes avanzar a la universidad y mirar su puesto con indiferencia. No todos se aventuran a probar aquel extraño brebaje, hecho de distintas hierbas.
El aprendiz de emolientero...
Desde que llegó a Lima en 1968, Daniel aprendió a hacer esta bebida mientras trabajaba con un emolientero. Era casi un niño entonces y recién había llegado a la capital desde Cajamarca. Sin embargo, rápidamente aprendió cómo mezclar las hierbas y reconoció sus propiedades. Cuando su maestro murió, él tomó la posta y siguió trabajando en una esquina de la avenida Bolívar en Pueblo Libre.Los años pasaron y el emolientero fue y sigue siendo testigo de las transformaciones de Lima desde su misma esquina, aunque vive en Ventanilla. Ahora uno de sus hijos, el menor, es su asistente y él es el maestro. “Todos mis hijos saben hacer emoliente”, explica mientras con la habilidad adquirida en años de trabajo despacha un vaso de la fortificante bebida. Un joven trabajador recibe el vaso de vidrio. Toma un desayuno acompañado de pan.Para hacer emoliente, Daniel y otros colegas se levantan entre la 1 y las 2 de la mañana. Por una hora se hierven la manzanilla, hierba luisa, cola, perejil y un poquito de menta. También se le puede echar piña u otras frutas. Todo depende del gusto particular de cada uno. Por separado se hacen la linaza, la alfalfa, el hercampuri, la uña de gato y la achicoria. Estas hierbas tienen que ser hervidas y luego de que el líquido enfría se licúan.Por la salud, hermanoSe dice que el emoliente tiene distintos beneficios para el hombre. La causa de ello, es justamente que está hecho de diferentes hierbas utilizadas para sanar enfermedades. Uno de los clientes de Daniel revela que viene todas las mañanas por su caliente bebida porque está mal del hígado. Asegura que desde que lo toma su salud ha mejorado y seguirá haciéndolo aún cuando se sane.Al respecto, Delia Arica, dueña de una tienda de productos naturales, afirma que el emoliente tiene distintas propiedades. “Es bueno para desinflamar, sobre todo para las personas que tienen una actividad física constante, para los que caminan mucho” , explica. Por otro lado, el hercampuri es bueno para el hígado y como desinflamante. Se cree que la achicoria es útil contra la diabetes y previene males a la vesícula. A su vez, la linaza es buena para los riñones, mientras la alfalfa es utilizada contra los males respiratorios.El emoliente es una bebida tomada en todo el Perú. Y Lima como resumen del país es fiel testigo de ello. No importa si se utiliza con fines medicinales, para sacar fuerzas antes de trabajar o solo para calentarse una mañana cualquiera, este tonificante brebaje nos aguarda en la esquina menos pensada.
Publicado en www.Redaccionline.com March 16 2005

Parte de nuestra cultura popular...


Más de tres mil "emolienteros" calientan las mañanas en Lima

Con el pasar de los años, el emoliente se ha consolidado como la bebida más popular de los peruanos
En toda una costumbre peruana se ha convertido tomar un emoliente, una abrigadora y saludable bebida de origen andino, hecha a base de hierbas aromáticas, que se ha convertido en el desayuno de miles de personas así como en parte del paisaje cotidiano de las grandes ciudades este país suramericano.

TeleSUR _ Fecha: 16/05/2007
Con el pasar de los años, el emoliente se ha consolidado como la bebida popular más consumida en las mañanas de los peruanos, de sabor netamente provinciano. Preferida especialmente por obreros, empleados y estudiantes.
Ronald Morán al referirse sobre el tradicional vaso dijo que "claro por las mañana al menos acá en Lima es un frío terrible y eso al menos nos mantiene, nos calienta hasta la tarde que llegamos a casa y almorzamos".
El corresponsal de TeleSUR en Lima, Alonso Gamarra explicó en su reporte que aunque el sabor y el aroma de esta bebida pueden cambiar de acuerdo a la creatividad de cada "emolientero", la costumbre de su consumo se remonta a tiempos muy antiguos.
Ulises Mendoza, quien se gana la vida como emolientero sostuvo que "esta bebida pues viene de la época de los ancestros, que supuestamente acá todavía existen los famosos brujos que siempre recurren a las hierbas, a las plantas, y eso se llevó prácticamente para ya venderlo al público".
Las bondades medicinales de un buen vaso de emoliente son ampliamente reconocidas en Perú. Y es que cada hierba, cada elemento que lo compone es en si mismo una alternativa natural para aliviar diversos males.
También el emolientero de Pueblo Libre, Walter Villegas aseguró que "pal dolor de estómago, para las inflamaciones nada como la linaza, el boldo, para el hígado, la cola de caballo que son desinflamantes, la manzanilla para los cólicos y el cedrón para el resfrío".
El corresponsal de TeleSUR argumentó que aunque no se dispone de cifras ni estudios oficiales, las propias asociaciones de emolienteros calculan que solamente en Lima (capital) existen más de tres mil puestos formales dedicados a la venta de esta bebida.

domingo, 16 de noviembre de 2008

viernes, 14 de noviembre de 2008

¿Ahora se habla de acequitos?


Si nos damos cuenta las ventas de un emoliente son dadas en carritos comunes y corriente, asi como tambien en malas condiciones, sin embargo la Municipalidad Distrital de Los Olivos - Lima ha mostrado un cierto interes en estas ventas emolienteras, dando a conocer:


Modernos Módulos “ACEQUITOS”
Debido a que eL servicio de venta de emolientes y quinua en los Olivos es de mejor calidad y mas saludable, gracias a la implementación de modernos módulos denominados “ACEQUITOS”.
Los pequeños comerciantes compraron los módulos con el crédito que les ofreció “MModernos
i Banco bajo el aval proporcionado por la Municipalidad de Los Olivos.
Su fabricación a base de madera tornillo, y tripley importado, evita que pase la humedad, convirtiéndolos así, en mas higiénicos a diferencia de los módulos tradicionales.
Cabe informar que los miembros de la Asociación de Comerciantes de Emolientes y Quinua Los Olivos “ACEQUITOS”, son capacitados y orientados para una mejor atención al cliente, resultados que los consumidores pueden notar, como también la impecable vestimenta que, desde hace un tiempo, lucen los comerciantes.
“Con una sonrisa en los labios y un buen trato ustedes atraerán a los clientes sumándose cada día, uno a uno, en la compra del rico moliente” expresó el alcalde Felipe Castillo, en la ceremonia de entrega de los módulos. Es de anotar , que en enero del presente año, el Dr. Castillo Alfaro, formalizó la venta de emolientes en la vía pública, mediante la entrega de 131 autorizaciones.

ESPERAmos QUE ESTE EJEMPLO SIRVA PARA TODAS LAS VENTAS DEL EMOLIENTE A NIVEL DEL PERU

Testimonio peruano sobre la importancia del emoliente...




SALE CALIENTE
No sólo el frío, también una necesaria dosis de salud, invita a tomar un vaso de emoliente por estos días.Desde hace años don César Romero Ultima trabaja preparando y distribuyendo emolientes. Cuando en la empresa donde trabaja quebró, se vio en la necesidad de buscar la manera de conseguir dinero; vendió huevos, frutas y golosinas de manera ambulatoria, pero un día conversando con un amigo surgió la idea de los emolientes y con esfuerzo y con esfuerzo y un pequeño capital inicio su negocio.Todo comienza a las cuatro de la mañana, cuando don César, después de haber preparado la linaza, la alfalfa, la uña de gato, la sábila, etc. se lanza a la calle para tomar posición de la esquina comprendida entre las avenidas Guzmán Barrón y América , y desde esa hora empieza ha desfilar los clientes, que entre vaso y vaso dejan las botellas vacías.Ser emolientero implicó la compra de un triciclo, un cajón de madera adaptado para soportar un balde de acero inoxidable, un pequeño tanque con agua hirviendo, para desinfectar los vasos, una cocina primux y más de 10 botellas de vidrio. También tuvo que prepararse leyendo libros de medicina natural para conocer el poder curativo de las plantas.A las nueve de la mañana, después de haber vendido aproximadamente 40 vasos a cincuenta céntimos y a un sol el especial, se retira para volver a las 5 de la tarde, pero esta vez será en otra esquina.La gente sufre comúnmente de problemas renales, hepáticos, del aparato digestivo, los bronquios y la próstata, etc. Un vaso de emoliente consta de una variada combinación de plantas, entre las cuales destacan: linaza, que es fundamental para el sistema digestivo y los riñones; boldo, como purgante natural; alfalfa para los problemas respiratorios y para la hemoglobina baja; maca para fortalecer el organismo; agua de cebada para el sistema urinario; agua de papa el hígado; cola de caballo, chancapiedra, miel, algarrobita, sangre de grado, polen, etc. Toda esta combinación es esencial al momento de la preparación para una buena terapia.El tiempo y la experiencia con la plantas han hecho que don César prepare un jarabe muy bueno par los bronquios, siendo su principal consumidor un químico farmacéutico.En este tiempo de crisis las personas buscan nuevas maneras de trabajo y entre la necesidad, el ingenio hace su aparición, pero también como consumidores buscamos alternativas de curación. En este caso el poder curativo de las plantas parece ser un sano sustituto, combinación que encontramos en un vaso de emolientes bien calientito a bajo precio.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Emoliente, una alternativa para el cuidado de la piel...



Estamos observando que el emoliente no solo es una bebida popular, sino que este se puede utilizar como un ingrediente mas para el cuidado de la piel,es por ello que presentamos el siguiente articulo relacionado a los sets de baño natural, los cuales contienen al emoliente como un elemento importante...
Sets de baño 100% naturales
Nuestros productos han sido diseñados especialmente para el cuidado diario de la piel, con el único afán de mantener una piel suave y tersa. Es por esta razón, que hemos escogido productos 100% naturales, que ayudan a mantener de forma duradera el equilibrio de la piel y su hidratación natural, proporcionando una agradable sensación de lozanía y frescor al aplicarse.
Nuestro compromiso, es CONSERVAR EL MEDIO AMBIENTE, ya que el equilibrio ecológico de la tierra se está alterando por la falta de cuidado del ser humano.
Por lo tanto, nuestras materias primas son naturales y biodegradables.

Crema fluida multivitamínica de hierba luisa. Contenido Neto 210 g
Es un crema hidratante y emoliente para el cuerpo formulada con vitaminas de complejo B y vitamina E, con propiedades antioxidantes y regenerativas que contrarrestan el envejecimiento cutáneo.
Contiene aceite de palmera amazónica del ungurahua, que posee excepcionales propiedades emolientes y nutritivas. El aceite esencial de hierba luisa 100% natural aporta a la formula una acción perfumante y dermopurificante.
Jabón líquido hierba luisa. Contenido Neto 300ml
Es un jabón con acción purificante. La hierba Luisa (Cymbopogon citratos) es cultivada en la región amazónica por el agradable aroma a cítrico de sus hojas y por sus propiedades medicinales, relajantes y tonificantes tiene un efecto refrescante y suavizante sobre todos los tipos de piel.
Jabón líquido ishpink, accion energizante. Contenido Neto 300 ml.
El árbol de Ispink es nativo de la amazonía ecuatoriana, su aroma único a canela ha cautivado a visitantes y exploradores de la región. Con su dulce y sutil aroma, reactiva los sentidos liberando nuevamente la energía de cuerpo y mente.
Baño dulce
Contiene en su interior hierbas del Oriente. Promueve tranquilidad-amor-armonía es energético. Proporciona fuerza, vigor, vitalidad, atrae al amor, dinamismo, dulcifica la energía previene el relax y descanso. Este baño es complemento del baño de hierbas amargas para FORJAR ATRACCION DELA ENERGIA POSITIVA. De preferencia realícelos los días VIERNES. USO: Una porción del contenido cocine por 5 minutos, si es la bolsita de lienzo cocine toda como un té.

Baño amargo
Contiene en su interior hierbas del Oriente. Tiene acción revitalizante para el cuerpo cansado y estresado. Purifica el exceso de sales minerales, grasas e impurezas del cuerpo por consumo especialmente de comida y bebida chatarra. Es emoliente, alivia dolores, revitaliza y tranquiliza el cuerpo cansado y estresado. Atrae la armonía reconciliación con uno mismo, produce vibración positiva para el éxito y prosperidad. USO: Una porción del contenido cocine por 5 minutos, si es la bolsita de lienzo cocine toda como un té.

Popurri con un delicioso aroma a flores del campo
Extraído de los árboles de eucalipto del Ecuador y finamente elaborado en funda de yute.
Comprando estos productos, tu apoyas el desarrollo sostenible de las comunidades Shuar y Achuar dela Amazonía ecuatoriana que recolectan y cultivan orgánicamente las plantas nativas respetando el ecosistema y preservando la biodiversidad.

Con olor a exportación

Los emolientes son parte de nuestra cultura popular. Cuántas veces no nos hemos encontrado con una esquina humeante y olores que mezclados pueden ser muy deliciosos, pero a la vez muy amargos. Una de las principales causas de su consumo son las propiedades curativas que tiene este contra muchas enfermedades.

Entonces por qué no convertirlos en productos que puedan dar mayores ingresos al país por intermedio de las exportaciones. No sólo mejoraría, en parte, la economía sino también las imagen del Perú al llevar un poco de nuestra cultura popular.

Una gran idea , también, sería el poner restaurantes en el extranjero que, aparte de proporcionar la rica y variada comida peruana, tengan un rincón en la que no se pierda la escencia de tener un escenario, lo más parecido posible, para vender estas bebidas medicinales. Que ideal sería para un peruano encontrse con una especie de su esquina limeña, trujillana, piurana, o la que fuera pero que logre transportarlo a ese espacio de conversaciones con amigos o con sus padres luego de caminar unas cuadras con todo el frío del cruel invierno. Bueno suena irónico decir frío unido a Piura, que es sinónimo de verano caluroso.

En fin, lo inetresnate es encontrarse con cosas peruanas en cualquie rparte del mundo.

Por: Dan Saavedra Chau